Como nos atrae un salseo, un cotilleo y un secretillo que escondan los juegos y que probablemente no conocías, pues siéntate y disfruta de estás leyendas urbanas ahora que llega Halloween 😉

¡Empezamos!

¿Recibir la llamada de un personaje desde dentro de un videojuego? ¿Resucitar a Aeris de Final Fantasy VII? ¿Quedarnos traumatizados de por vida jugando a un shoot ’em up de la vieja escuela? A los videojuegos no le faltan mitos ni historias para no dormir.

Y comenzamos por un clásico, que además es verídico. Hablar del ‘E.T. the Extra-Terrestrial’ de Atari 2600 es hacerlo de uno de los grandes fracasos en la industria del videojuego. Un cartucho producido en seis meses que, en la práctica, fue diseñado en seis semanas. Para esconder tamaño fiasco baja la alfombra, varios camiones con copias acabaron enterradas en mitad del desierto de Alamogordo con el aval del gobierno mexicano.

¿Una zona del primer Pokémon que nos induce al suicidio? Eso dice la leyenda urbana. Una melodía en tonalidad menor, redundante, lenta, oscura, que aterra e hipnotiza a partes iguales. Ahí reside un cementerio Pokémon. Casi 700 personas acabaron hospitalizadas, pero este hecho se debía a que jugar causaba epilepsia fotosensible, algo poco conocido en la época.

Otra de las leyendas urbanas que no podemos dejar atrás es ‘Mike Tyson Punch Out’ si, justo cuando queda un minuto y treinta segundos del segundo asalto, pulsas el botón START, aparece Mario y dispara a tu personaje. Pero esto es INVENT!, Super Mario solo aparece como arbitro en dos ocasiones.

Polybius, la leyenda de las leyendas urbanas, sería una máquina experimental que usó la CIA para reclutar y espiar el auge de los videojuegos entre la población. La realidad, no existió.

Cuenta el relato que una de sus escasas recreativas fue instalada en en Portland (Oregón) y se decía que todo aquel que jugaba pasaba por tres fases: adicción, con ansiedad por querer seguir jugando; trastornos del sueño, con pesadillas fatales y convulsiones; y, en último término, la muerte o un lavado de cerebro completo.

Otra leyenda curiosa que pusimos a prueba toda una generación de jugones: en Duck Hunt, el clásico de NES que jugábamos haciendo trampa acercando la pistola al máximo permisible de la pantalla, se decía que podíamos matar al perro si le disparábamos en un momento preciso justo cuando asoma las orejas. No os molestéis en probar, ya lo intentamos algunos durante años. Es imposible.

Los fans de Minecraft reconocerán esta leyenda reciente. Se cuenta que un jugador marchó a buscar materiales y divisó a lo lejos algo moviéndose entre las brumas. Al acercarse se topó con un personaje de ojos blancos que nunca se movió, se mantuvo en silencio e inerte. Excepto si pides ayuda para saber de qué se trata; entonces acudirá a nosotros y nos dirá “déjalo”. El mito se remonta al propio autor, a Markus Alexej Persson, conocido comúnmente como Notch, y a su presunto hermano fallecido años atrás. La realidad es que Notch no tienen ningún hermano muerto y es imposible que acabes topándote con Herobrine, ni en la ficción ni en la realidad.

¡Enterate de como reciclar tu viejo pc y conviértelo en una joya!

No te pierdas todas las noticias referentes del mundo arcade y el mundo gaming en nuestra Fanpage de FacebookTwitterInstagram y blog de Talentec, ¿no nos sigues aún? Echa un vistazo 😉